Movilizando los recursos locales para afrontar los retos del tsunami

Publicado: 14 enero 2005 0:00 CET
  • Miembros del personal de la Cruz Roja de la India han trabajado día y noche para evaluar las necesidades de las víctimas y hacerles llegar la ayuda necesaria. (p12484)
  • En la costa de Tamil Nadu quedaron destruidas flotas pesqueras enteras, miles de personas perdieron sus medios de vida. (p12485)
  • Voluntarios de la filial de Tamil Nadu han participado, junto a otros cientos de voluntarios de la Cruz Roja de la India, en la operación de socorro. (p12486)
Miembros del personal de la Cruz Roja de la India han trabajado día y noche para evaluar las necesidades de las víctimas y hacerles llegar la ayuda necesaria. (p12484)

Allison Ali in Trinidad

Han transcurrido más de dos semanas desde que ocurrió el tsunami. Vaikali, de 42 años, yace en la cama de un hospital de Nagapattinam, en Tamil Nadu, estado austral de la India, donde reflexiona sobre el incierto y sombrío futuro que le espera.

Pescador y propietario de un pequeño bote, vivía una vida plena. Había construido su propia casa, tenía una familia que lo amaba y sus tres hijas ya estaban casadas. Todo lo sólido y seguro en su vida, ahora es incierto. El pescador teme por su futuro una vez que hayan curado sus heridas y el hospital le dé de alta. Es el caso típico de los miles de sobrevivientes de la catástrofe de este lugar.

Tamil Nadu es el estado más afectado de la India continental, se registraron allí 8.000 del total de las 10.000 muertes confirmadas en el país. Sólo en el distrito de Nagapattinam el número de fallecidos ronda en las 6.000 personas.

Desde el 26 de diciembre, la Cruz Roja de la India ha venido trabajando las veinticuatro horas del día en el escenario del desastre ayudando a reconstruir la vida de personas como Vaikali.

"Nuestra filial en Nagapattinam entró en acción a las pocas horas de producirse el desastre. Cuando trascendió lo ocurrido, los voluntarios corrieron a ayudar a la población", dijo la Sra. Bargavi Davendra, Secretaria de la filial del Estado de Tamil Nadu, quien agregó que la filial ayudó a atender las necesidades inmediatas de la población en materia de alimentos y agua limpia.

"Los sobrevivientes estaban sumamente angustiados y extremadamente afectados cuando llegaron a los campamentos. No podían tomar conciencia de lo que habían dejado ni de lo que habían perdido. En la Cruz Roja los ayudamos a aceptar la realidad y a ocuparse de los miembros de su familia que seguían vivos", agregó.

Alrededor de 300 voluntarios ayudaron a la población no sólo a recoger sus pertenencias sino también a retirar los cadáveres humanos y de animales.

Los servicios de búsqueda que ofrece la Cruz Roja han permitido reunir a familiares y a localizar a sus seres queridos, estuviesen muertos o vivos. Como lo explica uno de los voluntarios, se trataba de una tarea necesaria, aunque desgarradora: “La gente nos miraba a los ojos con esperanza, sin querer aceptar el anuncio de una muerte. Algunos reaccionaban con violencia, sin embargo, al comunicar hechos tan delicados, los voluntarios de la Cruz Roja, sabemos que debemos hacerlo con compasión y paciencia.”

Los dos primeros días de la catástrofe, la unidad de registro de solicitudes de búsqueda de familiares, instalada en el hospital del distrito de Nagapattinam, tramitó alrededor de 340 casos.

Desde que ocurrió el desastre, en los distritos más afectados trabajan equipos médicos de la Cruz Roja. A Tamil Nadu y Kerala se movilizaron médicos y personal paramédico voluntario.

Además de administrar servicios sanitarios móviles, han visitado instalaciones sanitarias existentes en las zonas afectadas y prestado servicios de primeros auxilios. Las dolencias comunes eran tratadas en el momento y los casos más graves eran referidos para que se les hiciera un examen más exhaustivo.

A Tamil Nadu fueron movilizados 25 médicos y 15 ambulancias. Voluntarios con formación en salud mental en casos de desastre participan activamente en las tareas de socorro y apoyo psicológico en los subdistritos de Sirgazhi y Tharangambadi.

La sede de la Cruz Roja de la India en Nueva Delhi ha desempeñado una función importante, garantizando la coordinación y eficacia para la respuesta a la emergencia. Rápidamente se formó un órgano asesor integrado por la Cruz Roja de la India, diversas sociedades nacionales asociadas y representantes de la Federación Internacional; este órgano formula el mecanismo de intervención en el ámbito nacional, junto con los mecanismos locales de respuesta puestos en marcha en diversos estados.

Se reciben y analizan los informes diarios originados en las zonas afectadas y se envían los insumos de socorro en función de las necesidades de cada zona.

La capacidad de respuesta de la Cruz Roja de la India ha sido decisiva debido a las reservas de artículos de socorro que están ubicadas estratégicamente, de esta manera es posible movilizarlos de inmediato. Los almacenes de la Cruz Roja de todo el país pudieron enviar rápidamente esos artículos a los lugares que lo necesitaban. Por ejemplo, las islas Andaman, ubicadas a más de 1.000 kilómetros del continente, recibieron suministros en muy poco tiempo. Desde un almacén de la Cruz Roja ubicado en Kolkata se enviaron mil toallas y sábanas, 400 lonas impermeables y 400 baterías de cocina.

El 29 y 30 de diciembre, fueron enviadas 12 toneladas de artículos de socorro a la filial de Andaman, junto con una planta potabilizadora de agua para abastecer a los sobrevivientes de agua potable y de instalaciones de saneamiento.

Las filiales de estados no afectados o afectados parcialmente, como Bihar, Gujarat, Maharashtra y Andhra Pradesh, también han enviado artículos de socorro y recursos humanos a las zonas damnificadas.

En total, se han enviado a las comunidades afectadas más de 11.000 paquetes familiares en las que hay láminas de plástico, cubos de plástico, sábanas, toallas, ropa y mantas de algodón.

Si bien la atención se ha centrado en el socorro inmediato, la Cruz Roja de la India sigue adelante con la idea de consolidar su ayuda a largo plazo para los sobrevivientes del tsunami. Para reconstruir vidas destrozadas se necesita tiempo, sin embargo, la Cruz Roja de la India está empeñada en el inmenso trabajo a largo plazo que queda por realizar.

La capacidad de resistencia de los supervivientes es increíble; algunas personas están ansiosas por ayudar a los demás, a pesar de estar ellas mismas necesitadas de ayuda. Un sobreviviente dijo:

"La Cruz Roja cuidó de mí en momentos en que estaba confundido, y sigue a mi lado ahora que me he reencontrado con mi familia. Serviré a esta institución el resto de mi vida."

Mapa

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 189 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.